in

¿Se anunciará este 2024 que se ha encontrado vida en otro mundo?

El telescopio espacial James Webb se anunció, cuando fue lanzado hace poco más de tres años, como un significativo avance para el conocimiento del universo. De modo más específico, para el objetivo más ansiado por la mayor parte de los investigadores y público en general: el descubrimiento de vida extraterrestre.

Pues bien, a tenor de las declaraciones de varias personalidades del mundo científico, esa posibilidad podría confirmarse a lo largo de este año 2024. Tanto es así, que se rumorea que Inditex está preparando una línea de ropa dedicada a hacerse rápidamente con el liderazgo en cuanto a vestimenta de esas nuevas criaturas. Jeff Bezos el presidente ejecutivo de Amazon, por su parte, estaría ultimando los detalles de una plataforma multi-planetaria para vender hasta pestañas si hiciera falta, en el caso de que los seres descubiertos no las poseyeran. Ya sabemos que en nuestro planeta se puede levantar una polvareda en cualquier momento y lugar. Pero dejemos las bromas aparte.

El astronauta británico, Tim Peake, afirmó en una entrevista en la CNBC, que es posible que el James Webb ya haya encontrado vida extraterrestre, y que si no publican estas conclusiones es debido a que quieren estar absolutamente seguros antes de hacerlo público. El asunto es que podrían haber hallado biofirmas en un exoplaneta, lo que evidenciaría presencia de vida biológica.

Responsables de la NASA interpelados directamente sobre la cuestión, respondieron que la agencia no había encontrado evidencias definitivas de vida extraterrestre en otro planeta. Como pasa en la política actual, cuando conviene, la literalidad domina el campo comunicativo. En este caso, el hecho de que hayan respondido que no han encontrado “evidencias definitivas“, deja la puerta abierta a que sí que hayan encontrado evidencias, aunque hasta el momento no son definitivas.

Las sospechas sobre el hallazgo en cuestión recaen sobre K2-18b también conocido como EPIC Pollab, un exoplaneta con un tamaño 8,6 veces superior al de la Tierra. Este orbita en la zona habitable de su estrella, K2-18, una enana roja de la constelación de Leo que se encuentra a 120 años luz de distancia de nosotros. O sea, no se puede ir en bicicleta, pero hablando en términos siderales, no es mucho. El planeta apenas tarda 33 días en dar una vuelta completa a su estrella, con lo cual, de existir, sus habitantes tendrían una esperanza de vida en años, muy superior a la nuestra. Me salen solas, lo siento. En el 2019 se descubrió, con base en dos estudios independientes con datos de los telescopios espaciales Hubble, Spitzer y Kepler, que el planeta tenía significativas cantidades de vapor de agua en su atmósfera. Si las cosas funcionan como en nuestro mundo, donde hay agua, existe la posibilidad de que haya vida.

En los primeros meses de 2023 el telescopio espacial James Webb escaneó K2-18b, detectando en su atmósfera gases compatibles con la existencia de vida y océanos. Así las cosas, suponemos que no se ha anunciado el ansiado hallazgo a causa de dos cuestiones. Por un lado, por la intención de querer asegurarse de que esas sustancias tienen el mismo origen que en la Tierra. Por otro lado, porque los descubridores no son españoles. Si, conocen el significado de la palabra prudencia.En conclusión, es posible que en pocos años el destino vacacional preferido por la jet set deje de estar en nuestro planeta, lo cual es un win-win se mire por donde se mire. También es posible que todo acabe siendo un bluff, o que se trate exclusivamente de vida microbiana. A ver, entre vosotros y yo, ¿a quién le importa este tipo de vida? Lo único microscópico que nos interesa a la mayoría, son los virus y las bacterias susceptibles de provocar enfermedades. Y esto, para mantenerlos lo más lejos posible de nosotros. Mira, como a los de la jet set.

Fuente: https://funme000.blogspot.com/

Publicado por Xurxo Esquío

Xurxo Esquío es un músico y escritor gallego que compagina esporádicas

actividades creativas con labores altruistas al servicio de la humanidad y del

interés general. Nacido en Ponferrada hace unos cuantos años, ha vivido y vive

en diferentes puntos de la geografía gallega. Si te encuentras con él, no dudes

en invitarle a un vino, sabrá corresponderte.

Aviso: este pequeño texto contiene algunas afirmaciones que podrían no ser ciertas.

¿Merece tu voto?

0 Puntos
Upvote

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      La Sanidad necesita volver a humanizarse

      Sinéad O’Connor